El objetivo fundamental del tratado Examen de ingenios para las ciencias -escrito en 1575 por el médico y filósofo Juan Huarte de San Juan- fue mejorar la sociedad de su tiempo aconsejando a cada persona, tras el estudio de su constitución física y de su temperamento, qué profesión le era adecuada. Las atrevidas entonces (y disparatadas hoy) teorías de Huarte provocaron que la obra fuese perseguida por la Inquisición aunque circuló ampliamente en ediciones clandestinas. El estudio decisivamente en la composición de muchos personajes de ficción como en los cervantinos El licenciado Vidriera y Don Quijote de la Mancha.

Director: Oscar de la Fuente y Edu Soto
Dramaturgia: Alberto Conejero

Iluminación Pedro Yagüe
Vestuario Ana López Cobos
Asesor de verso Ernesto Arias
Asesora de gesto Diana Bernedo
Producción Paloma Remondo
Ayudante de dirección Sergio Ramos

Reparto: Mikele Urroz, Paco Gámez, Sara Martínez, Manuel Domínguez, Felipe García Vélez